Cómo reducir costos en la ejecución de tu proyecto inmobiliario

¿Cuántas obras has ejecutado con anterioridad? No importa si han sido una o veinte, ya debes saber que uno de los grandes inconvenientes son los costos sorpresa. Estos aparecen en todo momento y, a menos que tengas un presupuesto holgado, representan grandes problemas.

La buena noticia es que existen alternativas para reducir costos y controlar tu presupuesto. Aquí te daremos algunos consejos para sobrellevarlos con éxito. No son raros ni imposibles, aunque sí requieren que tomes algunas decisiones.

1. Compra los materiales al inicio de la obra

Una constante en la industria de la construcción son las variaciones en los precios de los materiales. Aunque hay productos que tienen cambios controlados, otros pueden tener variaciones considerables en cuestión de días. Dos buenos ejemplos de esto último son el cemento y el acero.

Para reducir costos y evitar que tu obra se detenga, procura adquirir los materiales de precio variable al inicio de la obra. Una buena alternativa es negociar con tu proveedor para pagarle y que guarde dicho material.

El problema es que, por cuestión de logística, esta no suele ser una opción interesante para la mayoría de proveedores.

2. Busca aliados comerciales y negocia buenos contratos

Otra forma de reducir costos en tu proyecto inmobiliario es negociar con tus proveedores. Algunos ofrecen condiciones interesantes cuando se trata de descuentos y congelación de precios en proyectos muy grandes.

Al negociar, solo recuerda leer la letra pequeña y aclarar todas tus dudas. Es fácil terminar firmando un contrato que te limita en la toma de decisiones. Cuando no tienes mucha experiencia o se trata de un único proyecto, resulta buena idea dejar a los expertos hacerse cargo.

En este caso, recuerda que nuestro servicio Llave en Mano se encarga de todo el proceso. Con este servicio solo necesitas darnos tu idea y Danstek hará el resto.

3. Asegúrate de hacer bien los cálculos iniciales.

Puede parecer raro este consejo. Sin embargo, en Danstek hemos visto obras que calcularon mal sus requerimientos. Esto ocasiona que mucho antes de terminar se queden sin material o, peor aún, les va sobrando.

Reduce este riesgo rodeándote de los expertos que calculen cada detalle en el papel. Descubrirás que este control exhaustivo puede llevarse algún tiempo pero aumenta tu rentabilidad.

Reducir costos en tu proyecto inmobiliario está en tus manos, ¿necesitas que te ayudemos? ¡Llámanos!